Título predeterminado

Desde el primer momento en que acudí a su consulta sentí cercanía, confianza y ante todo profesionalidad. Creo que en la vida el hecho de acudir ante estos profesionales de tal calibre, no es una situación de la que te puedas avergonzar, sino todo lo contrario, es decir, has tenido la valentía de acudir a esta persona para que te ayude y para que te enseñe.

Es por ello que ANIMO a todas aquellas personas que se encuentren una situación difícil, a aquellas personas que se encuentren con el autoestima “por los suelos”, a aquellas personas que no saben que hacer con su vida y se encuentren en una encrucijada, o a aquellas personas que, simplemente, necesiten de consejo o que sean escuchados por un tercero imparcial, el cual no te va a criticas por tus actuaciones, todos lo contrario, te va a recomendar. 

Vuelvo a repetir, el hecho de acudir al PSICÓLOGO no es sinónimo de patología alguna, es sinónimo de valentía con el fin de ponerle fin a los problemas que te pongan la zancadilla. 

Muchas gracias por todo.